TOP BANNER - Noticieros Erika
TOP BANNER - Liliana
TOP BANNER - Fabiola

Las bolsas de China y Japón cerraron este martes con ligeras pérdidas, luego de que la víspera en su primera jornada del año, el Shanghai Composite Index cayó 6.86 y 3.06 por ciento el japonés Nikkei.


Este martes, la Bolsa de China perdía de entrada 3.02 por ciento, después de desplomarse casi 7.0 por ciento la víspera y provocar un inédito cierre anticipado de operaciones, golpeada por un pobre dato de la industria manufacturera, además de las tensiones entre Arabia e Irán en Oriente Medio.

La primera suspensión de negociaciones en China coincidió con el lanzamiento del interruptor automático, diseñado para contener cambios bruscos en los mercados.

El mecanismo monitorea al Índice 300 Hushen, que refleja el rendimiento de acciones negociadas en los mercados de Shanghai y Shenzhen.

Cuando el índice sube o baja 5.0 por ciento, el disyuntor impone una suspensión de 15 minutos en el comercio. Si Hushen 300 registran descensos de 7.0 por ciento, las transacciones se dan por terminadas en ese momento.

La caída de este lunes se atribuye a que en diciembre China encadenó su décimo mes consecutivo de contracción manufacturera, así como a la fuerte caída en la tasa de cambio del yuan frente al dólar.