TOP BANNER - Liliana
TOP BANNER - Fabiola
TOP BANNER - Noticieros Erika


Un funcionario iraquí acusó el lunes al grupo extremista Estado Islámico de atentar la noche anterior contra dos mezquitas suníes en una ciudad de mayoría chií en el sur de Irak, señalando que el grupo armado intenta avivar la tensión religiosa.

Los ataques en la ciudad de Hilla el domingo por la noche dañaron ambos templos pero no causaron víctimas, según el gobierno.

El oficial de seguridad provincial Falah al-Khafaji dijo que no creía que las explosiones estuvieran relacionadas con la escalada en la crisis entre Irán y Arabia Saudí por la ejecución en el reino árabe del destacado clérigo chií Nimr al-Nimr. La ejecución desencadenó muestras de indignación en Irak durante el fin de semana.

El grupo EI "hizo estopara avivar las diferencias religiosas en el país, empezando por Hilla", afirmó Al-Khafaji.