Tras varios dimes y diretes, Julián Gil y Marjorie de Sousa se vieron las caras en el juzgado 12 de la Ciudad de México, donde se reunieron en compañía de sus abogados para detallar cómo será el régimen de visitas del argentino y sobre todo la pensión que le dará al pequeño Matías. Al salir del lugar, los artistas fueron interceptados por la prensa y el galán narró cómo fue el encuentro con su expareja.

Para los micrófonos del programa Hoy, el actor detalló que no lograron llegar a un acuerdo en la audiencia que duró cerca de hora y media. "Fue un tire y jale por ahí pero bueno. Estamos tratando de mediar, obviamente no se pudieron conciliar cosas de lado y lado, pero de alguna manera es positivo porque ya pudimos iniciar un proceso en pro del niño", comentó.
Con respecto a la exorbitante suma que pedía Marjorie de Sousa como pensión para su hijo, Julián Gil destacó que ahora la rubia solicitó más dinero. "Cuando vienes a ver son más de 200 mil pesos, eso es el 50 % de mi aportación de lo que necesita el niño, cuando vinimos a ver, es mucha más plata".