TOP BANNER - Liliana
TOP BANNER - Noticieros Erika
TOP BANNER - Fabiola

A pesar de que hacernos de comer a nosotros mismos y saborear ese sazón casero, es delicioso, muchas veces por falta de tiempo esto es imposible, más para las personas que trabajan lejos de casa y no les queda otra que comer por su trabajo.

Ahora que, más allá del sazón (porque lo cierto es que también puedes comer riquísimo fuera de casa), el comer en un restaurante diariamente puede llegar a representar un porcentaje importante de tu quincena, si es que la empresa en la que trabajas no cuenta con la prestación de comedor y tienes que buscarle afuera.

Para aquellos lectores Godínez y no Godínez, pero que se ven en la necesidad de buscar opciones para alimentarse diariamente fuera de casa, les traemos algunas recomendaciones que les ahorrarán una buena lana al comer en un restaurante:

1. SITIOS DE CUPONES EN MÉXICO

Recortar cupones de las cajas, es del siglo pasado. Actualmente existen numerosos sitios de internet que funcionan a modo de cupones, en los cuales entras para ver las promociones que tienen o te inscribes por correo electrónico para recibirlas en tu mail. Las compras y listo. Los restaurantes todo el tiempo ofrecen descuentos a través de estos sitios; si no quieres estar entrando todo el tiempo, programa una alerta para recibir estos descuentos en tu correo.

2. CUPONES EN LAS TARJETAS DE CRÉDITO

Frecuentemente los restaurantes tienen convenios con los bancos y les ofrecen a sus tarjetahabientes promociones y descuentos en diferentes establecimientos de comida que les llegan directamente a sus casas con sus estados de cuenta o que los puedes ver en el sitio de los bancos, en la parte de beneficios. Esto mismo pasa con los estados de cuenta de los celulares, así que si te llegan, guárdalos.