Simbólicamente, nuestro árbol de Navidad nos representa a nosotros mismos. En el caso de un árbol de una compañía debería representar los valores y colores institucionales corporativos; y en cuando es el árbol navideño de nuestro hogar, nos representa a nosotros mismos y a nuestro grupo familiar.

Los diferentes adornos que le ponemos al arbolito, tienen su significado y también sus colores nos transmiten diversas sensaciones, checa cómo puedes usarlos a tu favor:
Dorado o Amarillo: Representa al día Lunes y simboliza al arcángel Jofiel. Este color transmite optimismo, alegría, calidez, energía y luz.


Rojo: Día martes y Arcángel Chamuel. Es por excelencia el color del amor, la pasión y tiene tintes de maternidad. Es un color de atracción y vitalidad.


Rosa: Con el mismo día y arcángel del color rojo, pero representa el sanar heridas del corazón y sanar pérdidas de algún ser querido. Es un color que busca unión en la familia y la pareja.