De 2013 a la fecha, 24 periodistas en Morelos han solicitado activación de mecanismo de protección debido a situaciones de riesgo, sin embargo, las averiguaciones previas son regresadas de la Procuraduría General de la República, a la fiscalía por inconsistencias, lo que obedece a una carpeta no muy clara, la cual se realiza en el ministerio público de la entidad.

Así lo confirmó el visitador de la comisión de los derechos humanos, Osmany Licona Quiterio y que es integrante de la activación de dichos protocolos que pretenden garantizar la seguridad de algún periodista.

Explicó que, en la mayoría de los casos, las quejas interpuestas por algún compañero de medio de comunicación son por algún abuso cometido por parte de los policías, al negarles el acceso a algún sitio o porque simplemente no quieren que se grabe alguna situación.